El suelo

La riqueza del suelo de los Andes peruanos y su clima, como también la altitud geográfica, han hecho que la Maca LpCh se desarrolle en un ambiente sano y rico en nutrientes, que la hacen única en el mundo” (Chacón de Popovici, Gloria. 1998).

Colca Valley, Peru

Los suelos en que se desarrolla la Maca LpCh van de neutros a ligeramente alcalinos (pH = 6.9 – 7.1).  En la mayoría de los casos, es cultivada en tierras de depósitos aluviales del Cuaternario, caracterizados por la presencia de caliza. Son suelos ricos en minerales esenciales para la agricultura y en materia orgánica, siendo el sílice el elemento más abundante, seguido del Aluminio, Hierro, Potasio, Sodio, Magnesio, Fósforo, Calcio, Azufre y otros 22 elementos en menores cantidades. La mayor parte de estos elementos son absorbidos por la raíz de la Maca LpCh.

Dado que las técnicas agrícolas empleadas en estas tierras son tradicionales, poco intensivas y con aportes de abonos naturales, la toxicidad es nula. Además, muchas de las nuevas plantaciones de Maca LpCh se están desarrollando sobre suelos vírgenes.