Cultivos de Maca LpCh en su lugar de origen

Cuando, hacia 1960, la Dra. Chacón inició sus estudios sobre la Maca LpCh, apenas existían cultivos mayores de 200 m2. Las comunidades que cultivaban la Maca LpCh lo hacían en pequeñas parcelas para el sustento de sus familias y la comercializaban en las ferias de sus distritos. Una parcela en Junín en 1960 tenía un rendimiento promedio de 2 sacos de 70 Kg cada uno mientras que en Pasco era inferior, es decir, la Maca LpCh estaba en peligro de extinción en su lugar de origen.

Campesisnos

Huancayo, Junín Feria en Jarpa, Junín, 1960

En esta misma región, a 4000 m. de altitud, los pobladores del reino Chinchay desde milenios atrás se dedicaron al cultivo de la Maca LpCh, como alimento sagrado. Quedan aún las huellas de estos cultivos: chacras muy deformes y camellones. Las chacras poseen sus bordes alzados, hasta un metro y medio de altura y están rellenas de piedra y tierra, que servían como rompevientos que, en cierta medida, protegían el cultivo de las heladas. Al parecer, estas chacras han servido para cultivar las plantas semilleras que necesitaban de mucho cuidado.

Mapa_00

Izquierda: Mapa del Perú indicando la región donde se han localizado chacras y camellones primitivos: el lugar de origen de la Maca LpCh (Chagua Yalico, W, 1994). Derecha: Chacras y Camellones Métodos ancestrales de la Etnia Chinchay

Los lugares donde los Chinchay almacenaban la Maca LpCh seca, se denominan “pukutos”:  construcciones de piedra, ichu y madera del quinoal, de diversos tamaños, que llegaban a  almacenar hasta 1 tonelada de Maca LpCh. Existen todavía estos Pukutos, cerca del lugar donde siembran, pero de pequeñas dimensiones (hasta 100 kg), para uso familiar.

Pukutos_00

Pukuto de ½ TM y Pukuto de 1 TM

Los estudios y descubrimientos científicos de la Dra. Chacón sirvieron para evitar que esta planta se extinguiese y llegue a ser valorada, hoy en día, por sus propiedades ya conocidas hace 4.000 años.

COSECHA_00

Cosecha de Maca LpCh en la región de Junín