Cromo

Este mineral es un cofactor de la insulina para la regulación de la utilización normal de la glucosa. Previene la formación de lesiones atheromotoras y provoca la disminución del nivel de colesterol en el suero sanguíneo. Está también involucrado en la síntesis de los ácidos nucleicos que forman el ADN, el material genético de las células.

El contenido de Cromo en el organismo disminuye progresivamente con la edad. Se concentra, principalmente, en el hígado, bazo, los tejidos blandos y los huesos.

Fuentes naturales

La siguiente tabla muestra las principales fuentes de Cromo, comparando la cantidad en microgramos que incorporarn en una porción de alimento.

AlimentoPorción (gr)
Cromo en µg
(microgramos)
Maca LpCh10080
Fiambre de pavo10010.4
Jugo de uvas250 (1 vaso)7.5
Jugo de naranja250 (1 vaso)2.2
Pechuga de pavo1002
Albahaca desecada3 (1 cucharada)2
Carne de vaca1002
Pan integral30 (1 rodaja)1
Manzana (con cáscara)1001
Banana1001

Dosis diarias recomendadas de cromo

La siguiente tabla muestra las cantidades diarias recomendadas de Cromo para bebés, niños y adultos.

EdadHombres (mg/día)Mujeres (mg/día)
0 a 6 meses0.2
6 a 12 meses5.5
1 a 3 años11
4 a 8 años15
9 a 13 años2521
14 a 18 años3524
19 a 30 años3525
31 a 50 años3525
51 años y más3020
Embarazo (menores de 18)29
Embarazo (mayores de 18)30
Lactancia (menores de 18)44
Lactancia (mayores de 18)45

Deficiencia de Cromo

La carencia de Cromo puede provocar que las células de nuestro organismo no respondan a la presencia de insulina, generando altos o bajos niveles de insulina en sangre, diabetes y/o problemas cardíacos.

La concentración de Cromo en el organismo puede verse reducida en las siguientes situaciones:

  • Alto consumo habitual de azúcar.
  • Infecciones.
  • Ejercicio intenso y repentino.
  • Embarazo y lactancia.
  • Estrés elevado.

La Vitaminas C y B3 favorecen la absorción de cromo. También la insulina y algunos medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno pueden aumentar la absorción.

Por el contrario, los antiácidos como el omeprazol, lansoprazol, rabeprazol, pantoprazol o esomeprazol impiden la absorción de cromo y favorecen su excreción urinaria.

Etiquetas: