El Acido Docosahexanoico (DHA)

El Acido Docosahexanoico conocido como DHA, de cadena larga derivado del ácido alfa-linolénico es, junto con el ácido araquidónico, el ácido graso poliinsaturado que se encuentra en mayor concentración en el tejido nervioso. Se considera que el DHA tiene un importante rol en la formación y en la función del sistema nervioso, particularmente en el cerebro, de hecho, es uno de los ácidos grasos esenciales que se encuentra en mayor abundancia en el cerebro, y se sabe que es vital para una adecuada función mental. Se encuentra en la harina cocida de raíz de Maca LpCh como el 1.13 % de la grasa total.

Recientemente, una variedad de estudios que han salido a luz muestran las ventajas del amamantamiento en el crecimiento del bebé y el desarrollo de su inteligencia. La leche materna contiene altas cantidades de grasas importantes, tales como DHA y ARA (ácido araquidónico). Estos son componentes muy importantes de las estructuras del cerebro, y la investigación ha demostrado que los niños amamantados tienen concentraciones más altas de estas grasas esenciales en su cerebro y sangre.

Actualmente, los médicos veterinarios combinan fuentes de grasas en la dieta de perros y gatos, esencialmente ácidos grasos omega 6 y omega 3 en la proporción adecuada, lo que se traduce en una excelente salud de la piel y el pelo de dichas mascotas.

El médico veterinario del Laboratorio Drag Pharma, Patricio Moreno, indica que los aceites ácidos grasos omega 6 y omega 3, actúan sobre el sistema inmunológico, nervioso, cardiovascular y en general mejoran el metabolismo del animal el cual adquiere con el tiempo un pelaje brillante, firme y saludable. Señala también que en caso de alergias e inflamaciones, su uso reduce el prurito (la comezón) a un 40%, el animal se rasca menos, ayudando así a la recuperación más rápida de la piel ya que además actúa como antioxidante.

En el desarrollo de la gestación en perros el uso de estos productos provoca una evolución óptima del feto, evita malformaciones, y actúa sobre el sistema nervioso central de los embriones. Cachorros criados con niveles altos de ácido DHA, contenido en el omega 3, son más inteligentes y más fáciles de entrenar que los cachorros normales.

El uso continuo de los ácidos grasos omega 6 y omega 3, se traduce, a la larga, en un animal más sano, dócil y sereno. Su pelaje empezará a cambiar a un pelo más firme y brillante, disminuye las dermatitis. El pelo es el mejor indicador de la salud general de las mascotas y una de las principales razones de consulta de sus dueños al veterinario.

Etiquetas: